Santiago Calatrava Valls

VLC HOST > Non classifié(e) > Santiago Calatrava Valls

España ha sido cuna de grandes arquitectos desde siempre. El país entero está lleno de maravillosas edificaciones, desde las ciudades amuralladas del medioevo, sus grandes catedrales de múltiples estilos, sus museos y parques, dan cuenta de una tradición envidiable para cualquier país.

Desde finales del siglo XX se destaca la obra de este Valenciano que además de arquitecto es también ingeniero y escultor, profesiones que se hacen presentes en toda su obra. La audacia formal de sus edificaciones se alimenta del manejo igualmente audaz de los materiales, en especial el hormigón y el acero, que le permiten convertir un puente en una espectacular escultura, un edificio en una alegoría a la naturaleza semejando aves, tortugas, dinosaurios.

La obra de Calatrava nunca ha estado ajena a la polémica, no solo entre los arquitectos sino también entre los propios usuarios. Las dimensiones épicas que confiere a cada proyecto, las vertiginosas estructuras que los soportan, las formas para algunos caprichosas, van de la mano de los problemas presupuestarios, siempre se quedan cortos sus estimados, las dificultades constructivas que requieren siempre de mano de obra más que especializada y los problemas posteriores en cuanto a mantenimiento y errores constructivos, filtraciones y un largo etcétera, sin embargo no han podido opacar la grandiosidad de su obra, presente en casi todas las grandes ciudades de Europa y América.

Algunos ejemplos de los muchos proyectos realizados por Calatrava, a riesgo de dejar por fuera otros igualmente importantes serían:

Estación de Ferrocarril de Stadelhofen (1983), su primera obra de cierta importancia, ubicada en el centro de Zúrich donde también había establecido su despacho. Al año siguiente, el puente Bac de Roda en Barcelona que empezó a darle reconocimiento internacional. Luego el puente Lusitania de Mérida (1991), del Alamillo de Sevilla (1992) y el puente de 9 de octubre en Valencia (1995).

Estación de Ferrocarril de Stadelhofen (1983), su primera obra de cierta importancia, ubicada en el centro de Zúrich donde también había establecido su despacho. Al año siguiente, el puente Bac de Roda en Barcelona que empezó a darle reconocimiento internacional. Luego el puente Lusitania de Mérida (1991), del Alamillo de Sevilla (1992) y el puente de 9 de octubre en Valencia (1995).

En el 92, Calatrava diseña la torre de comunicaciones de Montjuic (Barcelona) y uno de los puentes de la Exposición Universal de Sevilla, el Puente del Alamillo. En el año 2003 concluyó el edificio del Auditorio de Tenerife en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, también una de sus obras más reconocidas por su belleza y audacia.

Posteriormene, en 2009 se inaugura el  puente Samuel Beckett de Dublín (Irlanda).

En 2010 el edificio Roundhouse, en la localidad de Suhr, cantón de Aargau (Suiza).

En  2014, fue seleccionado para realizar el proyecto de reconstrucción de la Iglesia Ortodoxa Griega destruida en los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.11​ , diseño inspirado en formas de la iconografía Bizantina, al estilo de Santa Sofía.

En 2016 se inaugura en Nueva York el Oculus, obra que le había sido adjudicada en 2003, Infraestructura intermodal del 1 World Trade Center, en la denominada Zona Cero generada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. El intercambiador combina los transportes de tres medios diferentes: los trenes de cercanías de la Autoridad Portuaria Trans-Hudson, el metro neoyorquino y el enlace ferroviario con el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy. Para este edifico Calatrava diseña una estructura de vidrio y acero que tiene el aspecto, en sus propias palabras, de « un ave liberada por las manos de un niño ».

Como hemos señalado la polémica ha estado siempre presente en torno a la obra de Santiago Calatrava. Así como ha recibido múltiples reconocimientos, ha ganado los premios más importantes de Arquitectura e Ingeniería, el príncipe de Asturias, varias veces el Premio Nacional de Arquitectura de España, el Premio Nacional de Ingeniería entre muchísimos otros, títulos y doctorados honorarios de las más prestigiosas universidades, también ha sido duramente criticado por los altos costos de realización de sus proyectos, que llegan a triplicarse en el transcurso de su ejecución, las formas a veces consideradas por los expertos como caprichosas, que no toman en cuenta el entorno donde se ubican, los graves problemas estructurales que se han presentado en algunos casos, las dificultades para el mantenimiento adecuado, han dado origen a múltiples demandas por parte de las autoridades incluso en 2013, la Generalitat Valenciana planteó emprender acciones judiciales por los desprendimientos que en diciembre del mismo año se produjeron en parte del revestimiento cerámico del Palacio de las Artes Reina Sofía. Finalmente, por un acuerdo amistoso, el arquitecto y la constructora UTE, pagaron las reparaciones necesarias.

En este breve acercamiento a la obra de Santiago Calatrava, podemos visualizar la vertiginosa carrera de este gran arquitecto valenciano, y es una invitación a visitar casi que obligatoriamente sus obras que, incluso al menos informado, llamarán su atención por su grandiosidad y particular belleza.

Tal es el caso de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Ciutat de les Arts i les Ciencies) en Valencia, ciudad natal de Santiago Calatrava, considerada uno de sus obras más importantes por sus dimensiones épicas, donde se reflejan los conceptos artísticos, arquitectónicos y estructurales que caracterizan su obra.

Este proyecto surge en 1989 como una idea del presidente de la Generalitat para la época, Joan Lerna, y del doctor José María Bernabé, Director de Planificación y Estudios, de dotar a la ciudad de un gran centro dedicado a la Ciencia,. Para ello crea un equipo multidisciplinario liderado por el científico Antonio Ten Ros para la redacción de una primera propuesta de una Ciudad para la Ciencia y la Tecnología para la ciudad de Valencia.

Luego de múltiples cambios a la idea original el proyecto es encomendado al arquitecto Santiago Calatrava, quien junto al también arquitecto Felix Candela (1910/1997) da inicio al diseño del gigantesco y ambicioso proyecto.

Las obras se iniciaron en 1994 y luego de un cambio de gobierno se paralizan los trabajos, se decide eliminar la torre y continuar con la propuesta arquitectónica de Calatrava, añadiendo al concepto el arte para conformar la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Calatrava presenta en 1996 su segundo proyecto quedando él a cargo de tres de los edificios: L`Hemispheric, el Palacio de las Artes y el Museo de las Ciencias, mientras que su maestro, Felix Candela se encargó de LÒceanográfic.

En abril del 98 se inaugura L`hemisferic, y once meses después el Museo de las Ciencias Principe Felipe.

En diciembre de 2002 se abrió LÒceanografic, el mayor acuario de Europa. En octubre de 2005 se culminó la obra con la apertura del Palacio de las Artes Reina Sofía.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias cuenta con una superficie de 350000 metros cuadrados, concebida como una ciudad dentro de la ciudad. Un gran espacio abierto, dedicado al esparcimiento centrado en la idea de ocio cultural e inteligente siendo éste el mayor centro de estas características de Europa.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias la constituyen los siguientes complejos:

PALAU DE LES ARTS REINA SOFIA

Un edificio espectacular dedicado a las artes escénicas. Con más de 70 metros de altura, está dividido en 4 salas independientes, dotadas de las últimas tecnologías para representar todo tipo de óperas, musicales, teatro o danza.

HEMISFERIC

Es una sala de proyecciones de cine IMAX, planetario y Láser con una pantalla de 900 m2. El edificio fue diseñado por Calatrava con forma de ojo, que se refleja en un lago de 24.000 m2.

MUSEO DE LAS CIENCIAS PRÍNCIPE FELIPE

Su forma recuerda al esqueleto de una ballena. Se trata de un museo interactivo de ciencia. Ocupa alrededor de 40.000 m2 repartidos en tres pisos.

OCEANOGRAFIC

Es el acuario más grande de Europa. Su cubierta en forma de nenúfar es obra del arquitecto Félix Candela (1910/1997). Cuenta con 45.000 ejemplares de más de 500 especies marinas diferentes en 9 áreas que representan los más importantes ecosistemas del planeta.

AGORA

Es un espacio muy versátil que permite la realización de eventos de diferente naturaleza. Un escenario multifuncional proyectado para la celebración de congresos, convenciones, conciertos, representaciones, o exposiciones.

Este maravilloso complejo cultural se ha convertido en un símbolo de la ciudad de Valencia y es visita obligada para sus ciudadanos y para los turistas.